Condiciones de adopción

Todos los animales que encontrarás en albaonline.org y sus extensiones en redes sociales y canales de difusión de ALBA, han sido abandonados, maltratados, o recogidos por estar en una situación de riesgo, o peligro grave para su integridad. Además incluimos animales de otras asociaciones, recogidos en las mismas circunstancias y propietarios que no pueden mantener a sus animales por motivos totalmente justificados. En ningún caso los animales que se promocionan aquí, han sido criados o adquiridos con el objeto de ser ofrecidos con criterios comerciales.

La mayoría de los animales ingresan en condiciones sanitarias lamentables, con evidentes síntomas de abandono higiénico, con heridas, traumatismos, enfermedades o traumas de complejo y largo tratamiento.

Nuestro trabajo con estos animales, se proyecta a su completa recuperación, tanto sanitaria, educativa y de integración en un entorno familiar adecuado a sus características. Estos avances se consiguen gracias a la profesionalidad  del equipo humano que forma ALBA. Voluntarios, socios, colaboradores, trabajadores y entidades públicas o privadas hacen posible que animales desahuciados encuentren una normalidad conviviendo entre nosotros como unos ciudadanos más.

Todos los animales que ingresan en ALBA, son sometidos a las siguientes intervenciones antes de su adopción:

-1 Revisión veterinaria completa, explorando minuciosamente su estado general, piel, huesos, oídos, ojos etc.

-2 Analítica completa; hematología, bioquímica, coprológico, leishmania y ehrliquia, en el caso de los perros y de leucemia e inmunodeficiencia en el caso de los gatos.

-3 Examen por imagen; ecografía de rutina y en caso de ser necesario, Rx, Tac o técnicas oftalmológicas.

-4 Tratamiento de síntomas o enfermedades detectadas; heridas, cirugías, traumatología, etc.

-5 Desparasitaciones internas y externas.

-6 Implantación de microchip y alta en RIAC

-7 Vacunaciones obligatorias y recomendadas, según especie.

-8 Gestiones administrativas para la localización de propietario o denuncia por incumplimiento de la normativa vigente.

-9 Generación de documentación obligatoria; alta o cambio de propietario en RIAC, cartilla sanitaria, pasaporte y certificados necesarios en cada caso.

-10 Valoración del comportamiento y tratamiento de conductas inapropiadas, temores, pánicos, etc.

-11 Esterilización mediante ovariohisterectomia lateral en hembras y orquiectomia en machos.

-12 Mantenimiento en las instalaciones, hasta encontrar un adoptante; con habitáculo cama y patio de chenil, patios amplios para el ejercicio diario, alimentación, revisiones periódicas, terapias, promoción de su adopción y cualquier otra necesidad que requiera nuestra atención.

Para la adopción de cualquier animal, es obligatorio que la familia interesada acceda a una entrevista en ALBA, donde orientaremos sobre el animal mejor candidato para la adopción, teniendo en cuenta las características del animal y el nuevo entorno familiar. Igualmente se informa sobre el animal elegido y los cuidados y precauciones que se han de tener en cada momento. ALBA ofrece la adopción y todos los tratamientos anteriormente descritos gratuitamente, aunque sí repercutirá el coste de un mes de alimentación del animal, como contribución de los gastos ocasionados por ese concepto.

El adoptante y ALBA firman un documento de cesión, donde quedan reflejados los compromisos adquiridos por las partes para garantizar el bienestar del animal adoptado. En caso de que por edad o duración del tratamiento, la adopción se realice con anterioridad a la esterilización del animal o la finalización de cualquier tratamiento, ALBA finalizará estos tratamientos pendientes en el plazo fijado en el documento según prescripción veterinaria.

ALBA, acompañará al adoptante durante y posteriormente a la adopción, en cualquier problema que pueda surgir con el animal, tanto veterinario como administrativo o de comportamiento. El único interés de ALBA y de las personas que hemos compartido todo el proceso de recuperación del animal adoptado, es que se produzca una integración plena con la familia, eliminar cualquier problema que pueda surgir y que tanto el adoptante como el adoptado compartan un futuro que beneficie a los dos.